Nuevos amigos

Tanto visitante inesperado le causó extrañeza. El sabía que era muy gordo el bote, pero que apareciera la vecina –soltera- con una falda demasiado corta y el primer botón de la camisa desabrochado, no se lo esperaba. Todos le abrazaban y le besaban a discreción, todos menos el señor del fondo, con gafas y maletín,un “aguililla” que se parecía a Montoro.

 

Soren

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s