Archivo mensual: diciembre 2013

Lo que se acaba

Quizás mañana. Mañana seguro que sí.-volvía a su casa pensando-.

Hacía cuatro meses que peregrinaba todos los días laborables desde su casa. Sin falta a las ocho menos cuarto. Desde detrás de un sucio cristal, un macilento y rancio papel mugroso le respondía “Cerrado por quiebra”.

Él se volvía de nuevo al parque repitiendo como un mantra: mañana, mañana, seguro que abren mañana. Es imposible, estos treinta años no han sido un sueño.

 

Soren

Palabras de plata para Argenta

Se subió al otoño y se despeñó como una hoja seca que cae en los cementerios de la música.

Descansa en paz, Fernando.

 

Soren