Confuso y mojado

 

–          Pues, ya le digo, después de la comida, justo después del postre di un paseo por la costa, con los pies en el agua. De pronto sentí un mareo y ya no supe más, tan solo al despertar oí a mi mujer dirigir al cielo una suplicación de ayuda al Altísimo…

–          Sí, pero…hubo alguna negligencia?

–          ….era el día de la convocatoria de huelga y decidimos ir a la playa a comer en familia.

–          …no entiendo muy bien…

–          Usted cree que estamos todavía en plazo de peligro? Lo digo por la falta de oxigeno en el cerebro…tenga en cuenta que estuve dos minutos en el agua. ¡Ese día me toco la lotería y el reintegro!

–          …¿Quién cree usted que sería el responsable?

–          …responsable de qué?

–          Ya entiendo…siento mucho no poder ayudarle, pero esto es un bufete de abogados, “bo” bogados.

 

Soren

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s