El vagón

De J.NadalesSonaba Coldplay…y miré a la chica del asiento de al lado mientras frenaba el vagón, empujando suavemente a todos, al unísono. Intenté adivinar donde trabajaba, por su vestimenta y por las arrugas de sus manos. Leí disimulando el titulo del libro que se refugiaba cerrado en las manos morenas, “El tiempo mientras tanto” de “Alguien oaga” -la mano tapaba el nombre y el principio del apellido del autor o autora. El pelo crespo, enredado, negro y reluciente.

Una princesa de Dahomey, seducida por un explorador y transplantada a San Blas. La hija de un chamán hopi, que habia sido trasladada despues de la tala de su poblado al Vallecas mas profundo. Mi imaginacion hacia de las suyas, como todos los dias.

Justo cuando se abrieron las puertas,

-Que coño miras, pervertido. me dijo. y abandonó el vagón a toda prisa.

Yo me quede avergonzado y mirando a la oscuridad del tunel que da justo enfrente de mi solitaria vida, que camina por un tunel cada vez mas estrecho, que desemboca cada noche en el silencio de una almohada solitaria que no me deja dormir.

Soren

Anuncios

Una respuesta a “El vagón

  1. El inicio me recuerda a una de mis canciones favoritas de Ismael Serrano, cuyo título no recuerdo, pero empieza con “Me levanto temprano, moribundo, perezoso resucito, bienvenido al mundo..”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s