Boligrafo tozudo

Le quitó el capuchon y el tapon al boligrafo. Lo sacudió con fuerza. Sopló por la punta y se manchó los labios. Lo estrujó por el centro, pero el maldito aparato no escupió todas las palabras que tenía dentro.

Soren

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s