Archivo mensual: marzo 2012

Enlace

Escritores

Escritores

Buena pagina para los aficionados a leer, a escribir, a vivir en definitiva.

Minientrada

El Accidente Y dio otro bocado sin dejar de mirar la blanca inmensidad nevada a través de sus gafas de sol. Se encontraba bien a pesar de las circunstancias…veintiocho días perdido. Había aprendido a sobrevivir en cualquier situación, aunque ahora … Sigue leyendo

La vida feliz

Imagen

Amanecía. El enorme ventanal tragaba un chorro de luz que derramaba en la habitación. Cerrò los ojos y pensò lo feliz que era: joven, guapo.una mujer maravillosa, dos hijos encantadores.un buen trabajo. Algunos ahorros y unas inmensas ganas de reír y gritar, cantar por todos los pasillos del hospital, que se oiga hasta en oncología, donde tenía quimio dentro de media hora. La vida es maravillosa.

El sustituto

Imagen

Se despedía :

– No llores, ya sabes que volveré. Siempre vuelvo. Te prometo que la proxima vez me quedaré para siempre, pero este año no puedo.

Además mi compañero: el que viene en mi puesto es majo, un poco triston pero majo, al fin y al cabo.

Piensa además que ya me estoy haciendo viejo…necesito descanso y hay otra gente que me espera.

Venga, mujer no seas así, ponte el jersey y deja de lamentarte…

Animate, que el nuevo tiene su punto. De verdad, es muy colorido, siempre lo ha sido. El otoño es lo que tiene.

Soren

Graciela

Cerré la puerta despacio, sin hacer ruido. Al fondo de la habitación estaba la cama y ella medio desnuda me daba la espalda.  Me fijé que llevaba liguero y estaba despeinada. Graciela, me dijo mi padre que se llamaba.

–          “Ven muchachito, que te voy a hacer un hombre.” – dijo con una voz ronca de tabaco.

Después de una hora y secándome las lágrimas, acordamos que le diríamos a mi padre que yo había cumplido bien, muy bien y me dio un beso en la mejilla.

Soren

…diga otra…

-..venga diga otra….-si, otra, dijo el caballero que estaba colocado a su derecha en el circulo que rodeaba al hombre pequeño peinado con raya al medio.

-Diga otra frase ingeniosa, señor Groucho, de esas que nos hacen reir.

Todos le miraban expectantes, anticipando una segura sonrisa.

Entonces, parsimoniosamente, retiró su puro de los labios, se acarició los lados del bigote y dijo:

– Ya les he dicho antes, que me apellido Pérez. Groucho Pérez.

Soren

El peligro del plancton

Imagen

Igual que lo hacen las ballenas con el plancton, igual hacía Elisa con la vida: abrirse hasta el extremo y dejar entrar todo. Después seleccionaba lo potable, lo nutritivo, lo agradable. El resto lo expulsaba sin miramientos, al día siguiente.

En esas entró un pececillo que fue creciendo y creciendo dentro.  Al cabo de unos años, el pez le dijo a Elisa: “Tenemos que hablar” y ella roja de ira destapó su orificio para expulsarle a presión. Elisa cerro fuertemente los ojos y al momento salieron disparados, entre gotas de lagrimas, el pececillo, su corazón y sus sueños, quedándose vacía y varada en la orilla.