La oración de todas las noches

Tu pelo desordenado. El brillo de tus ojos derriba mis defensas y me tiene atada a ti todas las noches. Cambias tu mundo de penurias por ambrosías. A tu lado, mirándote, sin pretender nada más, soy feliz. Cuidando tu sueño.

Todas las noches me esperas para el ritual, ansioso. Metódico procedes a la liturgia. Para mí estar contigo me es  suficiente. No pienso en mañana.

A veces, solo a veces, me asaltan los fantasmas y por un instante cuando la llama acaricia el reverso de la cuchara, pienso como una oración “que no sea demasiado pura”.

Soren

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s