Archivo mensual: junio 2011

Los juguetes, mámaaa

-¿Puedo quedarme con sus juguetes? Apelaba Juanin a su madre, tirándole de la falda.

-..Pues sí, debió ser ayer cuando se fueron.

-Yo vi un camión de mudanzas aparcado en la puerta- aseguro su vecina- seguro que era para la mudanza.

-Pues aparte de la puerta abierta, se han dejado muchos muebles y enseres ¿quizás vuelvan a por ellos?

-Quiá, esa bruja no vuelve a por nada, seguro que se lo compra todo nuevo el “Juanlanas” del querido.

-Menuda pinta que llevaba siempre ella, ¿eh?

-No me digas, menuda lagartona…

-Mamaaa, ¿Que si me quedo…? -¡Que no! Que esos juguetes no son para niños.

El Medico

Tal vez si hubiera preguntado dónde…pero con quién? No, no pienso decírselo. El culpable de todas formas ha sido y es, él mismo…y qué más da quién? Podía haber sido cualquiera: el vecino, su amigo Andrés… ¡yo que sé!
Miró su bolso rojo, el de los domingos, le parecía nuevo, no lo recordaba. Mientras cruzaba la calle empezaron a caer gotas.
-Quién, quién? Le retumbaba en la cabeza, una y otra vez.
De siempre he sido muy despistada. Además ¡se lo tiene merecido!
No, no sé quién fue, además el médico dijo que sería así como se manifestaría, poco a poco olvidándose de cosas hasta el final.